A por la quinta

A por la quinta final de Copa Federación

El CAUDAL DEPORTIVO buscará mañana, a las 19.30, su quinta final de Copa Federación. El conjunto que entrena Manolo Simón se enfrentará al C.D. Tuilla en un torneo copero que estrena formato. Las dos semifinales se juegan en el campo de Santa Cruz donde se jugará la gran final y no a doble encuentro como se venía jugando en los últimos años.

El plantel mierense quiere apurar sus opciones para llegar a la gran final y Manolo Simón, técnico blanquinegro, pide el apoyo de su afición en Santa Cruz: “El partido será muy bonito porque los somos dos buenos equipos y ojalá la gente de Mieres de acerque a Gijón para apoyarnos. Nosotros trataremos de ofrecer entrega y lucha para llegar a la final de un torneo que nos ilusiona”.

Manolo Simón prevé un encuentro complicado ante un conjunto que es el actual líder del grupo tras vencer en las dos jornadas que van transcurridas del torneo doméstico. El ovetense confesó “un partido complicado ante un Tuilla que es un buen equipo y que llega en un gran momento” y avisa que “para ganar tenemos que hacer muchas cosas bien pero, sobre todo, competir igual de bien que lo estamos haciendo últimamente”.

El Caudal llegará a Santa Cruz con las bajas de los lesionados Álvaro Cuello y Borja Navarro además de la del último fichaje del club, Toquero. El delantero, que jugará en el Hermanos Antuña hasta final de temporada a préstamo del Real Sporting, no ha entrado en la lista de convocados al estar aún tramitándose su licencia federativa.

El Caudal cuenta con tres torneos regionales de Copa Federación tras salir campeón en las ediciones de 1995 (ante el Real Sporting B bajo el formato de doble enfrentamiento tras ganar en Mieres por 3 a 1 y empatar a uno en Gijón), 1998 (nuevamente frente al Real Sporting B al ganar en el Antuña por 2 a 1 y caer a domicilio por 1 a 0) y 2005 (frente al Oviedo A.C.F. en una final disputada en el Hermanos Antuña) además de un subcampeonato en el año 2005 cuando perdieron en el campo de La Mata ante el Marino de Luanco.

Dejar una respuesta

*